Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

miércoles, 18 de julio de 2012

Como ir de compras sin volverse loca en el intento...


Al hilo de la ultima entrada que puse,sobre la problematica de llevar a los niños con TEA de compras,voy a explicar mi caso particular,para que os podais hacer una idea de lo que és ir a comprar con nuestros hijos y...bueno,en nuestro caso,una posible solución que hemos encontrado por si a alguna familia le sirve.
Ir a comprar con Natalia és una aventura.Puede tener un dia tranquila y todo ir de fabula,ella feliz con su cestita,metiendo cosas,paseando de la mano,etc...o puede tener un dia de esos de darte ganas de arrancarte los pelos uno a uno.Desde tirar al suelo cosas de las estanterias,romper los plasticos de las bandejas de carne,hincar los dedos en las cosas blanditas (bolleria y demas),abrir tapas de yogures y natillas (todo esto que cuento a una velocidad de vertigo,os lo juro,como si le fuera la vida en ello),tirarse por el suelo rodando como si fuera una croqueta,meterse entre las perchas de la ropa tirandola toda para esconderse,gritar,patalear y llorar sin razón aparente,quitarles cosas a la gente (esto lo hace muy a menudo,no tiene desarrollado el sentido de la propiedad...bueno,el suyo sí,cosa que ve que le gusta se lo adjudica,lo tenga quien lo tenga,sea comida,un juguete o un objeto que simplemente le llame la atencion).
Claro,su comportamiento muchas veces causa situaciones de autentico espectaculo,tiene 5 años pero ya he dicho en más de una ocasión que Natalia és muy alta y aparenta tener 6 o 7,cosa que complica que la gente la entienda y favorece el que la miren más personas con cara de "qué hace esta niña¡¡¡¡¡","será maleducada,ya les vale a los padres¡¡¡" o "a esta chiquilla se le ha ido la olla...".
Muchas de las cosas que hace sé que muchas personas que no estén familiarizadas con el TEA pensarán que ir a comprar con sus hijos és lo mismo pero como siempre repito NO ES LO MISMO...si fuera lo mismo nuestros hijos no estarian diagnosticados de TEA ni yo estaria escribiendo este blog ni otras madres con el mismo diagnostico me escribirian dandome su apoyo o desahogandose contandome que viven situaciones parecidas.Soy madre de otro hijo sin TEA y Santi ha sido siempre un torbellino,hasta el punto de que más de una vez pensé que era hiperactivo,ha sido sobretodo de pequeño muy nervioso,no paraba quieto y me colmaba la paciencia en muchas situaciones...pero ni por asomo tiene nada que ver con el comportamiento de Natalia...no,el comportamiento de un niño con TEA no és lo mismo que el de un niño sin el trastorno,por muy nervioso que sea el niño y juguetón,NO ES LO MISMO...ojalá lo fuera.
Total,que hace unas semanas teniamos que ir a un centro comercial y Natalia ese dia estaba que se subia por las paredes,en el coche ya me daba patadas,me tiraba del pelo,lloraba...pero teniamos que ir y no teniamos con quien dejarla.En algunos centros comerciales hay como una especie de zona infantil vigilada donde pudes dejar a los niños 1 hora mientras compras.Yo nunca los he dejado,soy muy miedosa para esas cosas y se me pasaba de todo por la cabeza (y si se la dan a otra persona,y si monta la de dios y si tiene una megarabieta y si pide algo y no la entienden y si se asusta de verse allí,etc...se me pasaba eso y mucho más).
Al entrar al centro comercial pasamos por la puerta de la zona infantil y al ver a Natalia tan nerviosa Santi y yo lo hablamos y decidimos probar...a ella le encantan los juguetes y los chiquiparks y zonas de juego...y si se queda a gusto y le evitamos el trago de entrar al centro comercial? A ella y a nosotros...
Yo no me fio mucho y le digo a  la chica si puedo dejar a su hermano pero me dice que no,que es muy grande y sobrepasa la altura...le explico que Natalia tiene autismo y nunca la he dejado y como no habla pues con su hermano me quedaria más tranquila si no no sé si dejarla...la chica muy comprensiva (otra me hubiera dicho que no la dejara y punto) me dice que bueno,si és la primera vez para probar que lo deja pasar pero me hace firmar un papel conforme el hermano se queda para ayudar a su hermana bajo mi responsabilidad y que sé que por la altura no puede pasar.No hay problema entonces y se quedan los dos.
Sobra decir que Natalia cuando ve los juguetes,los colores,los niños ...entra encantada,feliz superfeliz...cuando vamos a buscarlos no quiere irse,la chica no puede sacarla y me hace entrar a buscarla...al final la consigo sacar chantajeandola con llevarla a merendar un bocadillo de chocolate (lo que no pueda el chocolate...).la chica me dice que lo ha pasado bien,que ha estado contenta y no ha habido problemas y Santi luego me explica que Natalia se lo ha pasado pipa,que ha ido sacando todos los juguetes por el suelo,tirando por los aires colores y papeles y riendo y cantando y que la chica todo el rato iba detras de ella recogiendo lo que tiraba...me imagino la que habrá liado...en fin.
Total,que hace unos dias lo probamos otra vez,pero esta vez no me dejaron entrar al hermano,se quedó sola.Nada más llegar a la puerta Natalia empezó a empujar para entrar,entró sin decirme ni adios supercontenta y la chica me dijo que no me preocupara que ya habian tenido en otras ocasiones niños con autismo y que los sabian llevar y en caso de haber algun problema me llamaban enseguida.
Pues estos lugares de los centros comerciales que a mi siempre me habian dado miedo de dejar a los niños ahora se han convertido en una lugar genial para evitar a Natalia el estrés de entrar en un centro comercial que odia y no soporta y no tiene paciencia para estar y para nosotros en un respiro de una hora para poder comprar sin necesidad de ir recogiendo lo que ella tira,levantandola del suelo si se pone a rodar,correr tras ella si sale escopeteada,pedir disculpas a todo el que le quita cosas,etc...comprar simplemente sin que eso se convierta en una aventura.
Otro dia haré algunas entradas de situaciones que hemos vivido en centros comerciales o en el supermercado,tiendas de ropa...hay de todo,para escribir un libro,vaya..
El caso és que si alguna familia se le ha pasado por la cabeza pero no se atreve a probarlo,pues mi consejo és que lo hagan,a nosotros nos ha venido muy bien este descubrimiento,teniendo en cuenta que contamos con poca gente a quien acudir en caso de necesidad de dejarla...contamos con mis suegros que no siempre pueden porque a veces estan fuera o estan de medicos,etc...y mi cuñada Laura que la pobre trabaja todo el dia (tiene un negocio) y solo libra los lunes y muchos los dedica a quedarselos si tenemos que hacer algo nosotros.Gracias a dios he encontrado un apoyo increible en las madres de la clase de Natalia y desde hace poco una de ellas,Sonia,se ha quedado a Natalia en alguna ocasión y se la queda encantada,sabe llevarla,ha conectado con ella,la comprende y si no lo hace,se esfuerza en entenderla,le tiene mucho cariño y a Natalia le encanta ir a su casa.Ya me ha sacado de un par de apuros en los que me he visto necesitada de ayuda y en esos momentos ni mis suegros ni mi cuñada podian y se lo agradezco mucho,ella sabe lo dificil que es para mi contar con personas con quien dejar a Natalia ya que la persona que se la quede yo debo sentir que va a saber escucharla y entenderla en su manera de comunicarse que no és ni mucho menos la de una niña de su edad...ella tiene,como todos los niños con TEA,una manera especial de comunicarse y no és facil que todo el mundo la comprenda,si no hay voluntad para hacerlo.Estar con un niño con autismo requiere dosis de cariño,paciencia y comprensión y todas las personas no tienen esa capacidad...o tal vez yo sea muy exigente,que tambien puede ser...pero me da tanto miedo que mi hija se sienta incomprendida,que quiera algo y el que esté con ella no tenga la capacidad para estar en silencio unos minutos,ponerse a su altura,darle el tiempo que necesite para expresarse y esforzarse en entenderla por muy dificil que parezca a veces hacerlo.
Yo he visto a Natalia llorar por tener en su mente algo que decirme y no saber como hacerlo...llorar dandose en la boca haciendome el gesto de hablar,hacer ruidos y gruñidos peleandose con ella misma porque las palabras no le salen,mirarme al tiempo con angustia y con dolor pidiendome en su silencio ayuda...y sentirme impotente porque no puedo hacer otra cosa que hacerle ver que estoy con ella,que no la voy a dejar sola y que lo conseguirá,que un dia saldran esas palabritas que tanto trabajo le esta costando sacar.


5 comentarios:

  1. Vaya entrada Cristina. Lo cuentas fenomenal. Un relato muy real y tienes razón, no es lo mismo un niño con TEA, está muy bueno decirlo. Es importante asumir con un criterio real que todo es distinto y por lo tanto salir puede convertirse en una aventura muy frustrante pero que de ninguna manera se tiene que dejar de lado. Muchos no entenderán lo que ven, sus conductas o nuestros procedimientos, pero debemos ir por la vida exponiéndonos y exponiéndolos para lograr con el tiempo, aparte de su beneficio personal mayor conciencia social y el ansiado derecho a la diversidad. Sin duda es una aventura que dura toda la vida. Besos a las dos. Carmen

    ResponderEliminar
  2. BUFF.. si la entrada te pone los pelos de punta el final más... mira Nico, es todo lo contrario, suele ser muy tranquilo demasiado tranquilo cuando está con gente de fuera,... el ir al super.. depende del día, como lo meto en el carro, lo voy controlando, el problema será cuando ya no lo pueda llevar.. entonces si ¡¡ que la vamos a liarrrr!!...tengo ido a comprar a un super a correr, de no meterlo en el carro, coge Nico el cestito, el problema es que si iba a comprar leche , me traigo galletas, zumos agua...etc porque lo mete en el cesto y haber ¡¡¡ quien se lo quita!! llegamos a la caja, como haiga cola,, el pasa para adelante y pone su compra si o también,... con lo cual intento meterlo en el carrito..
    A mi me pasa la misma situación familiar, el papa Marcos se ha ido a Marruecos a trabajar, y aqui estoy sola, me tengo que apañar sola, con los dos... y a veces es muy complicado el no tener una mano amiga ¿pero con quien lo dejo??¿y si le da uno de sus cabreos o de sus rabietas? tengo los mismos miedos que tu...
    Un saludo... y me ha encantado ésta entrada porque es verdad que es muy complicado comprar con ellos... es toda una AVENTURA

    ResponderEliminar
  3. que bonita esta Natalia!!y que mega entrada tan fantastica!si no fuera las 3 de la mañana te atormentaria contandote cosas pero me conformo con encontrar este rato para ver como estais.un gran abrazo familia.

    ResponderEliminar
  4. Mujer... otravez me has sacado lagrimas... leer lo q pasa con natalia es decirte en pocas palabras lo q pasa con Bryan... eso de ir de compras puede ser una aventura y un paseo para recordar o todo lo contrario hasta el punto en el q quisiera salir corriendo, entiendo cada letra de lo q dices de la frustracion q la princesa siente al querer decir algo y no poder, y mas q frustracion, es algo q duele, puesto q quisieras sacar el millon de palabras q corren por tu mente en un segundo y darselas a ellos para q puedan comunicarse como todos los demas niños aun mas pequeños q ellos...
    De nuevo, solo eh leido dos de tus blogs y me has dejado muda al ver la similaridad de nuestros luchones, BEndiciones.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado leerte, Cristina, como siempre :)
    Besos para la dos! :)

    ResponderEliminar

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...