Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

martes, 17 de junio de 2014

UNA MUJER DIFERENTE…



Comparto este escrito de ♥ lula ♥

Maria Martignon



Mientras iba a tomar una taza de café en ese lugarcito en la plaza me percaté de algo curioso, una mujer se sentó a la par de mi…no pude evitar verla, y observarla por largo rato.

Su cabello largo y un poco maltratado tal vez por la falta de tiempo, seguro que no tiene tiempo de ir al salón, le vendría bien un corte o algo así…

Mientras tomaba su café pude ver que miraba el reloj de manera insistente pero no esperaba a nadie pues no vi llegar a nadie, tal vez solo era que se le hacia tarde para algo, y apenas le pudo dar uno o dos sorbos a su café…y pensando largo tiempo y escribía en una libretita no sé qué...

Llevaba unos zapatos muy gastados, me dio pena ajena, y su ropa se veía que hace tiempo que no la cambia, pobrecilla, espero que se dé cuenta de que si no lo hace pronto se verá igual que el retrato de su abuela…

Y en este tiempo en donde los zapatos están a la moda y el bolso que convine con los mismos y de las maravillosa joyería que abunda en las tiendas…

Tal vez no conozca de moda, tal vez no sepa ni de marcas, que triste en estos tiempos eso es una tragedia mundial para cualquier mujer, no tener que cambiar cada día de ropa zapatos o accesorios… y ni decir de repetir prendas.

Sus manos eran tan normales, sus uñas cortas y sin pintar, sin manicura hecha, solo un pequeño anillo en su medio, ni siquiera un diamante pequeño…algo muy barato…

Y así paso cerca de una hora ella enfrente de mi, perdida en sus pensamientos, pero una sonrisa de satisfacción en su rostro… y veía el reloj…

Pero vi que miraba en lo alto una ventana de madera que estaba en el edificio de enfrente de la vieja plaza, y por un momento me entró la curiosidad…

¿Qué veía con esas ansias y esa satisfacción que salía de sus ojos?

¿Qué era?

¿Cómo una mujer que se ve tan miserablemente sencilla es capaz de esbozar una sonrisa de esa magnitud, cuando cualquier mujer en su muy sencilla situación estaría devastada por no poder tener todo lo que una mujer requiere…y le es necesario?

Al cabo de la hora…la mujer se levantó de su silla, pagó 15 pesos de su café, salió y se dirigió a la puerta del edificio y entró, a los cinco minutos salió y de su mano un pequeño de aproximadamente 7 u 8 años, en la mano un cuaderno, y en la frente una estrella, de esas que cuando te portas bien te pegan una.

Ella le festejaba a su pequeño, él no le contestaba, pero la escuchaba y ella seguía preguntando sin tener más respuesta que una bella sonrisa…

Ahora sé la respuesta a todas las preguntas…

Ahora sé por que es solo una mujer tan “miserablemente sencilla”, cada logro de su pequeño, significa un par de zapatos menos, cada día en ese lugar es una visita que al salón cancelará, cada paso triunfal de él, significa un cambio de ropa que no se hará, y cada palabra nueva, es un esmalte y una manicura que no lucirá…

No hay diamantes en sus manos, ella tal vez no los conocerá, tal vez no será una mujer glamurosa, pero esa sonrisa que esboza es la más perfecta que jamás ha visto nadie, por que sale desde su interior…

¡Que aprendizaje tan grande!!!

Y de mi… que hay de mi?...

¿Dónde me quedé?

En el café?

No………..en el momento que ella se fue yo hice lo mismo…….


Ahora voy con mi hijo rumbo a casa, pegaremos esa estrella en su cuaderno y le prepararé su platillo favorito, que ya ganó con su trabajo y dedicación el día de hoy….

Llegaremos y me dirá mamá yo quiero la computadora!!!!…

Pues ese será su premio por que hoy se portó muy bien!!!!.

Por que estoy tan orgullosa de ti…….mi Juano ...

Te amo hijo ♥


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...