Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

miércoles, 16 de julio de 2014

Seleccionando ruidos...


Siempre se habla de que los niños con autismo son muy sensibles a algunos ruidos,que hay sonidos que no toleran y otros que les llaman la atención.Natalia desde siempre no ha podido soportar el ruido del potro en casa haciendo obras....hasta ahí normal,a muchos nos molesta...pero es que ella no soporta ni que se escuche de fondo a algun vecino,ya sea cercano o a lo lejos,es insoportable para Natalia,tanto,que en ocasiones hemos tenido que sacarla de casa y llevarla de paseo para calmarla y alejarla del ruido.Sufre y mucho....llora,se tapa los oidos como si le causaran dolor y ahora que empieza a expresar lo que le ocurre,me llama nerviosa y asustada."¡mama,ruido,mama,ruido no¡¡" mientras se abraza a mi o si está muy alterada lo contrario,se arrincona en una habitación y no nos deja tocarla.Tampoco soporta escuchar un bebé llorar,esto le provoca tristeza y angustia....nos grita avisandonos que un bebé llora,intentando que hagamos algo "bebé llorar,bebé llorar".Otro ruido insoportable para ella és la batidora...le aterroriza,nos tira de la ropa,nos empuja alejandonos de la cocina...y eso que intentamos que ella no se entere,cerramos todas las puertas que podemos y procuramos tener la tele o musica alta para que no se de cuenta,pero su oido és tan fino ante estos sonidos,que aunque suene a lo lejos,muy de fondo,ella lo escucha...y con el exprimidor de zumos és peor...bueno,con esto no nos deja ni tocarlo,como nos vea una naranja en la mano,ya empieza a gritar por miedo a que lo utilicemos.Y algo que ultimamente no tolera y la crispa mucho,és la voz de una mujer enfadada o quejandose y digo una mujer porque a los hombres no les tapa la boca o les grita "silencio"...primero pensaba que era solo conmigo,cuando regañaba a su hermano o me veia enfadada,venía corriendo a taparme la boca y me decía "mamá silencio" (pero muy enfadada y nerviosa ella) o desde lejos ponía las manos  tapandome la cara de su campo de visión para no verme...un gesto muy curioso que a veces hasta nos hacia gracia y mi marido bromeaba con eso "te manda a callar desde lejos ya"...pero és que nos hemos dado cuenta que a mi suegra tambien se lo hace y este ultimo trimestre cuando su tutora regañaba a la clase,ella y algunos nenes de la clase me contaban que Natalia se levantaba y se iba para ella y le decia :"que decias?que decias?",como interrogandola nerviosa pero con intención de que callara...total,que por varios detalles,pensamos que le molesta el tono de voz femenino cuando nos enfadamos y ahora procuro regañar o discutir en tono flojito para no alterarla,pero no siempre se consigue,como todos,yo tambien tengo mis momentos de enfado...pero hay que ver lo que aprende una con nuestros hijos.

Por cierto,llevamos unas semanas haciendo musicoterapia en casa,gracias a Adriá,un estudiante de bachillerato que está haciendo un trabajo sobre como influye la musicoterapia en un niño con TEA (él es pianista),qué beneficios le proporciona y como evoluciona.Me propuso hacerlo con Natalia porque la conoce desde pequeña y sabe que le encanta la musica y por supuesto acepté,ayuda para él y sus estudios y para nosotros ideal,más estimulación para la princesa y más con musica,que le encanta y a Carmen,nuestra terapeuta a domicilio tambien le pareció bien el proyecto.He de decir que estamos encantados,Natalia se pone supercontenta cuando Adriá llega a casa (viene dos dias a la semana) y participa mucho y luego nos canta las canciones que él trabaja con ella.....en principio vendrá todo el mes de julio y segun como tenga el trabajo,continuará en septiembre o no,ya nos avisará...cuado terminemos el proyecto y él tenga sus resultados para el trabajo me ha dado permiso para compartirlo en el blog y lo haré junto con las impresiones que a nosotros nos haya causado esta terapia-experiencia en Natalia.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...