Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

sábado, 27 de octubre de 2012

A VECES EL AUTISMO SÍ DUELE.... REFLEXIONES DE UNA MADRE

Texto sacado de facebook-ASPAU


"Dale Gracias a Dios que tu nene tiene Autismo al menos el Autismo no duele".

Muy temprano para escuchar estupideces de la gente.
¿Quién te dijo que el autismo no duele??????

Claro que duele, duele cuando estas una hora tratando de decifrar que le pasa y te das cuenta que solo tiene sed.

Duele cuando tiene fiebre y dolor en alguna parte que no sabe decirte donde es.

Duele cuando viene Santa Clause y los Reyes y ves a todos jugando con sus juguetes y a él con las cajas (teniendo 9 años).

Duele cuando esta triste y no hay manera que sepas porqué.

Duele cuando llega furioso de la escuela y tu no sabes que pasó.

Duele cuando juega en el parque y ves a los papás alejando a sus niños de él. 

Duele cuando ningun doctor sabe que tiene hasta que lo ven vomitando sangre.

Duelen las miradas raras.

Duelen las rabietas que hace tipo "terribles 2" teniendo casi 10 años.

Duele el rechazo de su propia "familia".

Duele que en su cumpleaños los únicos invitados son sus primitos y su hermano.

Duele que tenga hambre y tú no entiendas que le pasa.

Duele no saber si el sabe que lo amas.

Duele escuchar a otros niños hablar y saber que tu hijo quizas nunca hablará.

Duele saber que quiza nunca te diga mamá te amo.

Que nadie venga a decirme que el autismo no duele porque si, si duele y el dolor hay días que es muy muy muy fuerte casi inaguantable y hay días que duele menos pero siempre duele y no existe una pastillita que quite este dolor.

Con este dolor caminamos todos los días, con este dolor sonreimos, con este dolor seguimos nuestro camino no paramos, porque detenernos significa regresion en mi hijo y las regresiones ufffff eso si que duele y ese dolor es uno de los mas fuertes.


Surjeily Lebron

8 comentarios:

  1. É muito difícil encontrar palavras para animar alguém nestas situações.
    Apenas fico em silencio admirando a coragem e o amor de todos quantos lhe são próximos e que vivem fazendo o milagre da vida todos os dias.

    A dor essa ninguém a pode mudar...

    ResponderEliminar
  2. Hola gracias por esta entrada, me ha hecho sentirme identificada. Aunque no tengo un niño con autismo el mio tiene TDAH y cada día te enfrentas a gente que actúa más o menos igual, a gente que te acusa de perjudicar a tu hijo y de que estos son unos maleducados o cosas peores. Y mientras tanto sigues con un problema que sabes que está ahí. Leer esto me ha hecho darme cuenta que también problemas como el TDAH duelen.

    ResponderEliminar
  3. Con tu permiso me gustaría compartirlo en mi blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias y adelante,puedes compartir cualquier entrada del blog.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cristina, yo también soy mamá y mi hijo mayor está diagnosticado de TGD Trastornos Generales del Desarrollo, ya sabes, trastornos del espectro autista. Se que en comparación con los autistas puros, mi hijo es un privilegiado, pero no por ello siento menos dolor del que puedas sentir tú o cualquier madre que tenga que pasar por cualquiera de estos tipos de diagnosticos.
    Hace muy poco que he empezado un blog. No quiero hablar solo de mi hijo, hay un poco de todo, pero hace unas semanas hice unas entradas, cuatro en total, contando lo que es tener un hijo especial. Todo vino de unas noticias que comenté con la Terapeuta Temprana. Es una forma de poner un granito de arena y dar a conocer que es nuestra realidad, tal vez así algun día conseguiremos que ese dolor sea un poquito más llevadero, sobre todo si las personas no nos pusieran obstáculos en nuestro camino, que ya es duro de por sí.
    Un beso muy grande de otra mamá que cuando sus nenes no la ven llora mucho, pero tambien tiene muchas esperanzas en que llegen a ser felices, al menos haré todo lo posible para ello.
    Laura

    ResponderEliminar
  6. Cuando entenderan que las mamás no son las únicas que sienten. Olvidan que los papás sentimos lo mismo no solo por la condición de nuestros hijos sino que a diferencia de ustedes no nos quejamos pues somos el soporte de los hijos y de las mamás. Que pasaría si muchas madres no tuvieran el respaldo de los esposos? En muchos casos ocurre y son muy fuertes, pero aquellas que nos tienen a su lado saben que se pueden apoyar en alguien y ese alguien somos nosotros. Cuando las vemos destrozadas con su dolor y las recogemos a pedacitos no ven que nosotros estamos partidos por dentro y quien nos recoge a nosotros? En mi caso mi Señor Jesucristo es mi único apoyo.
    Lo expuesto en esta reflexión de dolor que hace la mamá que escribe debería incluir una cosa más y ea el dolor que sentimos los papás por el dolor de nuestros hijos y por la situación de nuestras esposas. Los papás, como dice la canción, lloramos para adentro.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12/6/14

    hola me gusto mucho descubrir este blog yo tengo un niño con autismo bueno niño es un decir es casi un joven ya tiene 11 años pero esta enorme y me gustaría decir que tiene razón Javier en su comentario pues los hombres cuando están a nuestro lado son un gran sostén al menos en mi caso mi esposo jamas me ha dejado sola y ama mucho a mi hijo aunque a ellos les cuesta mas a veces demostrar su dolor

    ResponderEliminar
  8. Duele y mucho,besitos wapa.
    Como siempre que bien lo explicas Cris.

    ResponderEliminar

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...