Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

viernes, 16 de agosto de 2013

MÍRAME A LOS OJOS... ESTRATEGIAS




– Aunque algunos niños con autismo nunca miran a los ojos. Lo más habitual es que estos niños establezcan contacto visual pero de forma poco frecuente.

– Puede que “echen un vistazo” rápido y no directamente a los ojos y es difícil que mantengan la mirada.

– Lo más probable es que miren la ropa, el pelo o los accesorios de la persona con la que están, en vez de su cara o sus ojos. Cuando miras a sus ojos, a veces, bajan la mirada, se tapan los ojos con la mano o miran hacia otro lado.

– Algunos se quedan mirando fijamente a las personas, sin expresión alguna, especialmente si son extraños o invitados.

– En algunas ocasiones examinan a las personas, arrimándose mucho y haciendo que se sientan incómodos.



Estrategias de utilidad

– Si percibes que has captado el interés del niño con unos pendientes o un collar, intenta utilizar este interés para conseguir que se fije en ti como persona. Intenta establecer contacto visual moviendo la cabeza para encontrar su mirada, si es posible.

– Ponte un sombrero u objeto gracioso en la cabeza y tápate los ojos con él, después mírale con una sonrisa.

– Haz pompas de jabón y anímale a que las mire mientras están flotando y desaparecen. Haz las pompas a baja altura, de forma que, si estás frente a él, puedas establecer contacto visual mientras las mira flotar alrededor de su cara.

– Cuando el niño mira algún objeto, habla con él sobre el objeto situándote en su ángulo de visión. Si notas que te está mirando, responde con una sonrisa y un saludo e intenta empezar una conversación. A continuación, vuélvete con naturalidad e intenta captar su mirada de nuevo.

– Cuando él se acerque demasiado es conveniente no apartarse de forma brusca. Saluda y sonríe mientras vuelves la cabeza o le apartas ligeramente con suavidad.

– Mientras estás jugando con él, anímale a que establezca contacto visual. A continuación deja de hacerlo y espera a ver si mira. En caso de que lo haga, considéralo como una señal para continuar con la estrategia. Si es posible, conviértelo en un juego de actuar a turnos. (Ver Juego social - pág. 38).

– Si se queda mirando fijamente no te avergüences, pero evita devolverle este tipo de mirada. Mírale de forma breve y luego vuélvete hacia otro lado, para volver a mirarle más adelante de forma natural.

– Utilizar juegos del tipo “corre, corre, que te pillo”. Antes de salir di “preparados, listos” y después señala con la mano y “ya”. Anima al niño a que mire y quizás notes que lo hace para comprobar que le estás observando antes de empezar a correr.

Un golpe firme en su mano, brazo u hombro puede ser útil para captar su atención. Esconde algo detrás de la espalda o en la mano y enseñarle lo que hay escondido.

– Si el niño está empezando a comprender las bromas y el humor, puede resultar útil guardar sus cosas en dos cajas diferentes, por ejemplo una para los juguetes y otra para las piezas de construcción. Al guardarlas, haz como si te equivocaras de caja y di “no” acompañándolo con un movimiento de desaprobación con la cabeza. Anímale a que haga lo mismo y a esperar a que se le diga “sí” o “no”. Espera a que mire en busca de aprobación antes de poner cada objeto en la caja correcta.

Un golpe firme en su mano, brazo u hombro puede ser útil para captar su atención. Esconde algo detrás de la espalda o en la mano y enseñarle lo que hay escondido.



Extraído del libro: EL AUTISMO Cómo ayudar a tu hijo o hija
AUTORES: Departamento de Educación del Condado de Leicestershire





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...