Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

lunes, 18 de enero de 2010

NATALIA Y LAS RABIETAS...CONSECUENCIAS


Natalia se está rebelando...está frenética y casi indomable,nos trae de cabeza.Hace unos dias hice una entrada contando lo gamberra que se había vuelto y que en el fondo yo adoraba verla así (y lo adoro,lo adoro) pero es que esta semana ha sido un caos.Está muy nerviosa y contar con detalle todo sería muy largo,así que voy a resumir algunas de las consecuencias que ha tenido su recienestrenada hiperactividad.Bueno,pues comenzamos por la guardería.El lunes montó una gran rabieta en la puerta (la llevó Santi,por las mañanas él se encarga de llevar a los niños y yo de recogerlos) y según me contó fue peor que la de los primeros dias de septiembre,durante el periodo de adaptacion.No entendiamos el porqué,pues ella ha tenido guardería casi todas las navidades,menos los dias señalados e iba supercontenta...al final,Sara descubrió o sospechó que se trataba precisamente de eso,que le faltaban los adornos de navidad pues le habían cortado su rutina de ir cada mañana a tocarlos y mirarlos y de repente ya no estaban...Sara lo solucionó dandole algunos y los otros dias entró más relajada.
Recordais que en la otra entrada conté su fascinación por lanzarse de cabeza hacia mi cama para dar volteretas con el riesgo de caerse porque se va para los lados? Pues se fué y se cayó de cabeza y lloró,lloró y lloró...eso sí,cuando se le pasó volvió a intentarlo,el porrazo no la frenó.Tambien se cayó del sofá,aunque de culo y se levantó corriendo para volver a subir...pero la pillé y no la dejé (su obsesión por pegar botes y rebotar hacia atrás me tiene el alma en vilo!) y la rabieta fue de escandalo,pero no pudo conmigo...o sí,para calmarse tuve que darle algunas chuches (y no debería,corro el riesgo de que se acostumbre,lo sé).
Lo peor ocurrió el viernes,el susto que me di fue de impresión.Dejamos a Santi a las 15:00 h.en el colegio (Natalia no va por la tarde) y me la llevé al mercadona a comprar,mientras yo miraba mascarillas para el pelo ella estaba a mi lado tocando las cajas de cartón de los botes de colonia y cuando quise cogerla para seguir se me rebeló,se tiró al suelo,comenzó a rodar,a llorar,a gritar (superrabieta en toda regla) y yo presa de los nervios  (despues de intentar cogerla de todas las maneras,os lo aseguro,pero cuando se pone así tiene una fuerza brutal) le pegué un estirón del brazo y le saqué el hueso del codo del sitio (casi me muero!!).La llevamos corriendo a urgencias y la señorita en la sala de espera se puso a jugar,a mover su brazito de arriba a abajo y yo alucinado (el dolor había echo que se pusiera histérica minutos antes),ella superfeliz,subiendose en todas las sillas de la sala,siguiendo las lineas pintadas en el suelo,etc...la pediatra nos dijo que era algo muy común en niños pequeños (la manía que aveces tenemos de estirarles del brazo para que caminen,etc...) y que ellas con un gesto se lo ponían bien pero que seguramente Natalia hubiera echo algun movimiento que ya se le hubiera puesto en su sitio solo...en fin,todavía me dura el malestar.
El sabado de compras por un centro comercial abarrotado...hace falta que lo explique? Imaginaros...Natalia que ni de coña quiere ir agarrada ni sentada en carro ni nada...libre,libre,libre...y si no la dejamos pues la lia,la lia,la lia...de escandalo!! Todas las miradas sobre nosotros (o así lo sentía yo) y mi fierecilla indomable intentado despistarnos para que la dejaramos tranquila colandose entre la gente,mi niño detrás de ella corriendo todo el rato,yo gritandole :Santi,corre,corre!! Natalia,ven aquí ahora mismo! Cógela! Natalia,párate! y la "dulce princesita", mientras era libre, pues "descojoná de risa" (como para no estarlo,con toda la familia intentando cazarla) y si la agarrabamos,pues superrabieta (de esas que oyen sus gritos en cualquier parte del centro comercial)...mi marido de los nervios (vamonos,vamonos,está incontrolable) y yo pues tres cuartos de lo mismo.
La misma escena el domingo por la mañana en el museo de la ciencia  de barcelona (és que se nos ocurren unos sitios para llevarla a nosotros),tras 20 minutos de cola con ella como un terremoto para todos lados (bueno,mejor no describo la escena),mi niño agobiado por la larga cola (todavía nos quedaban por lo menos otros 20 minutos de cola) y un intento de colarseme por una rendija de las puertas de salida (si se me cuela,para ir a buscarla hubiera sido un caos,intentar que toda la cola nos dejara colarnos y rezar para que ella se estuviera quietecita en el sitio (cosa practicamente imposible)...así que decidimos marcharnos,ir a comer a una pizzeria (que por suerte no había casi nadie) y aguantar el tirón tambien allí (Natalia se desespera cuando tiene hambre)...pero una vez llenado el estomago ya se puso a caminar por el restaurante (se fue a unas neveras a ver los postres) y se quedó tranquila...ella y todos.
-Tenemos que hacer algo con esta niña...-esto me lo ha dicho su hermano,el pobre (con lo que él ha sido,que tambien és un terremotillo) está agotado.Se mea de risa con ella,eso sí,se lo pasa pipa viendo como su hermana nos lleva de bólido a su padre y a mi,se lo toma como un juego (nosotros intentamos que así sea,no queremos añadirle más estrés de la cuenta a él,no queremos que sufra muchos agobios por su hermana) pero termina reventado.Natalia ha pasado de ignorarlo a reclamarlo para sus "fechorias" constantemente,lo empuja a correr,a saltar,a bailar...en casa le pone el gorro y lo agarra de la mano e intenta llevarselo a la puerta de la calle para que la saque de paseo...no sabe nada la princesita,és una callejera y una fiestera!! Y yo,pues,pese al estrés y al cansancio...continuo adorando verla así!! Eso sí,se aceptan consejos para calmar sus rabietas (sobretodo en sitios publicos,llevo muy mal lo de las miradas de "que niña más maleducada,que malcriada,la que les espera a los padres como no la controlen....miradas de esas que piensan de todo menos que mi hija puede tener un trastorno que la lleva a comportarse así y no entender que no puede comportarse así).

15 comentarios:

  1. Ay amiga este tema me parece tan conocido...SI, mi Nicolas es experto en rabietas, un verdadero campeon, es terrible cuando estamos en lugares publicos, con amigos etc.

    Aqui te dejo los comentarios que todas las mamis hermosas me dejaron en mi blog cuando hable sobre las rabietas de Nicolas, quizas algo pueda servir para Natalia.

    Aqui los consejos de Sarah, (mami de Andrea)

    Georgina, he leído esta entrada y no sé bien como ayudarte. En mi experiencia con mi hija hace años lo que mayormente se usó fue "ignorar" y como bien dice el informe, esto solo hace que sea más fuerte la conducta del niño en algunos casos. Así me aconsejaron pero nunca tuve mucho éxito. Lo de mi hija fueron grandes rabietas en donde llegaba a pegar y tirar todo lo que se pusiera a su alcance.
    Sé que todo se calmó cuando la saqué del colegio de aula normal y fui al psiquiatra donde le mandaron medicación. A partir de ahí ya todo fue mejor, una escuela para niños como ella donde los profesores estaban más preparados y le anticipaban las labores y la medicación que fue muy beneficiosa.
    Las perretas siguieron pero ya han sido más fáciles de manejar.
    No sé si te he podido ayudar con ésto.
    Animo, que hay solución de seguro, y muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Aqui los consejos maravillosos de Anabel (mami de Erik)

    anabel dijo...
    Hola, cielo, te voy a copiar un texto que escribí hace un tiempo, en la época en la que Erik tenía rabietas (afortunadamente, han desaparecido, aunque de vez en cuando aparecen algunas conductsas desafiantes, pero ya nada de autoagresiones, mordiscos, cabezazos y demás):

    Erik tuvo una temporada en la que las rabietas y las autolesiones se sucedían con mucha frecuencia (entre los 20 y los 30 meses). Gritos, pataletas, a veces se golpeaba la cabeza contra la pared, contra el suelo o contra mis piernas. Lo pasamos muy mal, pues no sabíamos qué hacer. En esa época Erik tampoco hablaba, y no había llegado el diagnóstico de autismo –aunque lo sospechábamos y ya nos íbamos informando-.
    Observando cuándo pasaban, anoté cinco situaciones:

    1. Frustración. Por ejemplo, estaba construyendo una torre con los lego y una pieza caía. O no podía encajar una pieza de puzzle, etc. Eso era suficiente para que gritase y se golpeara. La solución era ayudarle a hacerlo cogiéndole la manita con nuestra mano. A la vez, le hablábamos de forma dulce y suavecita para explicarle que a era normal que pasase, que era pequeño, que tenía que ir aprendiendo. “Mira, papá –mamá-, te ayuda, ¿ves?”. “Hay que pedir ayuda”.

    2. Hiperestimulación. Visitas en casa, espacios en la calle con ruido, el parque infantil con niños, un determinado ruido, música, un olor muy penetrante, una obra... Aquí la rabieta estaba acompañada de temblores. La solución fue sacarle inmediatamente de ese entorno. Si había visita en casa, pues llevarlo a otra habitación, quedarse uno de nosotros con él, abrazarlo, hablarle despacito al oído, contarle la situación, que lo fuera entendiendo. Luego, en la terapia que estamos haciendo, trabajamos mucho con sonidos y ruidos, para que los vaya aceptando. Evitamos siempre los bullicios y los ambientes con mucha gente. Vamos poco a poco, y lo va tolerando cada vez más sin que le asuste y se desoriente. En este sentido han ayudado mucho los ejercicios de estimulación sensorial.

    3. Comunicación. Seguramente quería decirnos algo, pero la falta de lenguaje lo hacía imposible. Trabajar con fotos, intentar tener en casa un ambiente estructura y rutinario, contarle siempre qué vamos a hacer, qué va a pasar, quién va a venir... Que no haya sorpresas. Todo eso lo orientaba y le daba seguridad.

    4. Emociones. Erik no podía ver a nadie triste, que llore, que grite... le afectaba mucho. También trabajamos mucho las emociones en la terapia. Se sigue alterando mucho cuando alguien llora o está triste (un niño que se ha caído, por ejemplo), para ya no hay rabietas.

    5. Reacción a un período en el que ha evolucionado mucho. Parece que tiene que asentar y asimilar lo aprendido, y se vuelve muy inquieto.

    Cuando se producían las rabietas o las autolesiones, lo cogíamos en brazos, lo sujetábamos con cariño pero con firmeza –mejor por detrás- y le hablábamos despacito al oído. También se calmaba si le cantaba despacito alguna de sus canciones o melodías. Después intentábamos ofrecerle una alternativa que lo tranquilizara

    ResponderEliminar
  3. Aqui la experiencia de Carla (Mami de Valentin)

    Georgina: te cuento q a Valen los berricnhes empezaron a disminuirle cuando empezó a hablar. Aun no habla con claridad y cuando por más q esfuerze por entenderle no lo puedo lograr, se frusta y se tira al piso doblándose, como haciendo fuerza contra si mismo y pateando para todos lados. La verdad que es angustiante, porq cuando lo quiero contener no se deja, es frustante para mi tmb.
    Nunca se dio la cabeza contra el piso ni nada, pero claro, a veces de tantas pataletas se ha golpeado los pies brucamente contra el sillon o el piso o las piernas.
    A mi me ha servido mucho negociar con él ponerme a su altura y hablarle. A medida q me di cuenta q me entendia, pues su lenguaje comprensivo mejoraba, fue mas facil encontrarle una salida a sus brrinches, y cuando pudo empezar a hablar y yo a enternderle pude negociar aun mas: "si no te calmas no te doy caramelos, si no te calmas no vamos a la plaza, no vas a tal lado o a tal otro"...O sino lo distraia con algun juego q el disfrutara mucho.
    Muchas mamas te han puesto q sus niños pasaron por esta etapa y q ya es parte del pasado. Es algo q muchos niños con autismo tienen en comun cuando se frustan, por motivos q nosotros mismos no entendemos, pero q en su mente tienen un sentido.
    Desde aca te mando toda mi fuerza y mi cariño.

    ResponderEliminar
  4. Cristina:

    En blog de Nicolas donde pongo el material para trabajar hay unas entradas sobre "rabietas" quizas algo de ahi pueda servirte.

    Son 3 entradas, consejos de otros padres y mamis que han pasado ya por la misma situacion.

    http://elmaterialdenicolas.blogspot.com/search/label/rabietas

    ResponderEliminar
  5. Ahora va mi experiencia con Nicolas:

    El tema de las rabietas, es viejo para nosotros. Nico desde muy pequeño 9,10 meses presentaba esta clase de conductas, claro que esto ha ido acrecentandose segun el ha ido creciendo, aveces tiene sus periodos, dias, semanas tranquilo, pero por lo general, el comun denominador en nuestra vida con Nicolas son las rabietas, cuando algo se le niega, cuando se le prohibe algo, cuando no consigue lo que quiere etc...mi bebe tiene cero tolerancia a la frustracion.

    Se avienta unas rabietas de concurso, en la casa es mas facil calmarlo, lo que aveces me sirve es esto:

    -darle el chupon para que se traquilice o darle leche calientita en su biberos.

    -ponerle videos de baby eistein, pero ponerselos al instante, rapidisimo, para que se olvide de la rabieta.

    -cantarle una cancion al oido, a veces mi voz al cantarle lo tranquiliza.

    -meterlo a la tina con agua calientita y con sus juguetes favoritos de agua.

    Estas cosas aveces funcionan y aveces no, las intentamos todas, una por una cuando hace rabietas y a veces funciona una o aveces otra o aveces ninguna o aveces todas juntas.

    Complicado no?

    En la calle es otro tema, pero super dificil, ahi si no se como calmarlo, a veces lo logro pero me cuesta trabajo.

    -Utilizamos un DVD portatil para ponerle las peliculas de baby eistein cuando estamos fuera de casa y empiezan las rabietas, claro esta que esto no siempre es posible, pues no es logico sentarse en media calle a ver videos verdad?

    -Aveces funciona lo de la leche calientita, nunca salgo sin ella, o galletitas de sus preferidas o su inseparable amigo el chupon.

    -Y tambien usamos que yo le cante para que se tranquilice.

    Como te comente antes, aveces nada sirve, por ejemplo si le doy su biberon con leche, me lo tira en el suelo con muchisima fuerza o coraje, igual con las galletas, el chupon, los juguetes todo.

    Lo que si es un hecho irrefutable es que en casa y sin personas ajenas es mas facil controlar las rabietas.

    Exactamente lo mismo que comentas sobre de que manera hace las rabietas Natalia, igualito Nicolas, exactamente igual, el mismo patron de conducta.

    Te juro Cristina que este tema es una de mis preocupaciones mas fuertes, pero tengo mucha confianza en que con paciencia y trabajo arduo, podamos superarlo.

    Animo amiguita !

    ResponderEliminar
  6. Acabo de escribir una entrada, inspirada obviamente por tu entrada, a mi me toco vivir la experiencia de la peor rabieta de Nicolas el sabado.

    ResponderEliminar
  7. Georgina,que puedo decirte? Si es que me has dejado sin palabras,eres un cielo,muchisimas gracias por toda tu ayuda,por tu apoyo y por estar ahí siempre que lo necesito...eres un cielo de persona,un encanto,muchas gracias.Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Hola Cristina:
    ¿porqué no hablas con la psicóloga que trabaja con el terremoto y planificáis una intervención?. Se pueden hacer muchas cosas, pero es muy pequeña y nadie mejor que la persona que trabaja con ella para ponerse manos a la obra.
    Eso si, o hacéis algo o id comprando vitaminas !jesús!

    ResponderEliminar
  9. Hola Cristina
    Veo que lo estás pasando mal y, por lo que cuentas, el comportamiento de Natalia… se parece más al de la mayoría de los niños de esa edad (aunque, eso sí, no resulta tan complicado hacerles entran en razón, por así decirlo… ni entran en ese trance con tanta frecuencia.)
    He visto que Georgina (desde su experiencia) te da dado mucha información que te puede ser útil.
    En tu entrada se puede ver que habéis cambiado de lugar y de actividad a una velocidad que, es posible, que Natalia no pueda asimilar.
    Puede que, a partir de ahora, tengas que administrar las novedades con mesura. (Tu misma dices que no le gustan los cambios.)
    Un abrazo
    Angel

    ResponderEliminar
  10. Hola esther,sí,esta semana le contaremos a Ana como se está comportando (esta ultima semana ) y haber qué nos dice.Es que esta semana hemos echo un parón en la terapia(tal vez ese sea el motivo de su nerviosismo,puede que eche de menos las sesiones con Ana)porque están con la consulta de mudanza y decidimos demorar las sesiones una semana mientras terminan...el miercoles reiniciamos,por eso...estoy deseando ver las pautas que me da!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Angel,gracias.Pues sí,Natalia tolera muy mal las novedades...más que no tolerarlas,las descolocan y la ponen nerviosa,aunque luego participa de las nuevas actividades con ganas,le encanta aprender cosas...debemos aprender a anticiparle mejor lo que va a suceder en cada momento...debemos aprender con ella,és nuestro deber.Muchas gracias,un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cristina, te estaba leyendo y estaba recordando la etapa durisima que pasamos con Asier. Tan parecida, hasta nos paso lo del brazo que has contado, nosotros incluso mas de una vez.
    Asier aparte de T.E.A. es Hiperactivo y con Deficit de Perdida de Atencion, aqui la loteria es completa. Una amiga cuando nos vio tan desesperados nos aconsejo el agua, la pisicina.
    Relaja y a la vez hacen ejercicio y se cansan que a su vez hace que ellos esten mas tranquilos. Ya se que lo que funciona con unos, no hace nada en otros, pero te cuento nuestra lucha y en esa batalla ganamos la colina.
    Seguimos con la piscina, despues de casi tres años de este tema.
    Animo y mucho cariño.

    ResponderEliminar
  13. Hola Bego,pues nos parece una idea genial.Santi y yo lo hemos hablado alguna vez,a Natalia le encanta el agua,este año disfrutó una pasada en la piscina...nuetro problema és la falta de tiempo,pero és un opcion que barajamos muy en serio y seguramente durante el siguiente curso de p-3 la incluiremos en sus actividades...muchas gracias,bego.Un besazo a Asier.

    ResponderEliminar
  14. CRISTINA esa etapa que estas pasando con tu niña la pasamos todos, es dura pero te dire que alrrededor de los nueve la cosa se calma, se centra tienes que pensar que Natalia esta en "un sitio que no conoce, con gente que no, conoce y sin saber el idioma" suena raro pero es asi ,imaguinate que te meten en un avion te dejan en un pais que no sabes donde estas ,estas con gente alrrededor pero ne te entienden no hablas su idioma y sin señales de adonde ir ¿como te sentirias tu? pues es lo que le pasa a ella necesita orden y comprension ,trata de no agobiarla pero eso si con mesura no la dejes que haga lo que le de la gana eso es peor hay que poner limite duele y dejar que una rabieta en medio de la calle es un poco dura pero si la dejas que lo haga siempre !malo¡ se acostumbra y luego lo utiliza para todo ten paciencia estas en una etapa dura, se pasa te lo digo yo pero eso si que no te importe nunca el que diran, ese que diran seguro que tiene mucho que "esconder" ¿o no?y quien sabe lo que la vida le dara para luchar todos,todos, luchamos ,con algo. Un beso enorme y animo aqui estamos

    ResponderEliminar
  15. Ay Caray Cristina, que mal debe sentirse eso de sacarle el bracito de un tirón, deben haberla pasado muy feo, mi hermana un dia me comento que es muy comun en los niños, que van muchos al hospital por este tema, se sacan el bracito jugando con los adultos, y bueno eso me tranquilizo un poco porque un dia Arnaldo jugando con Diego le hizo traquetear una muñeca y a Diego le dolío bastante, pero no llego a salirsele, no paso de poner la manito en reposo para que se le aliviara, pero yo me moria viendole, le ofrecia bocadillos para que los tomara con esa manito y el se volteaba para cogerlos con la otra para no tener que mover la manito lesionada.

    Nosotros recién estrenamos que Diego aprendió a correr y hacemos todo lo posible para que corra, espero no estar creando a un monstruo jijijijji

    Sobre las rabietas, ya salimos de esa fase, ahora son protestas normales, puedes hacerle entrar en razón con lo normal: prometerle la cuestión que desea para otro dia, o darle otra cosa a cambio, o decirle que nos vamos si hace tal cosa etc.

    Pero en blog encontraras mis angustias con Diego tirado al piso, pataleando, y yo con los nervios de punta y sin energia para seguir, y eso que no duraban mas de media hora, es realmente agotador y frustrante.

    Nada, tuve que pasar por todas las técnicas recomendadas que ya te han mencionado, pero os diré algo mas, tu actitud es la primera que debes trabajar, tu, dentro de ti, tiene que ocurrir ese cambio, que mantenga a la triada de pensamientos negativos lejos de ti, para que puedas trasmitir eso de seguridad y firmeza, no angustia y desesperación que los terremotos interpretan como una invitación a averiguar hasta donde puedes resistir.

    Ojala te sirva y puedas tener la serenidad para atraer esos pensamientos felices y defenderte con tu patronus:

    “…ahora entiendo que cuando Diego arranca la rabieta, yo sufro de la “triada cognitiva negativa”, pensamientos negativos Hacia mi, Hacia el mundo y Hacia el futuro; ejemplo:

    Mundo:"Nadie entiende lo que se siente cuando estas aquí esperando que a tu hijo se le pase la pataleta y blablablabla…
    Futuro: "Si esto es asi ahora Dios como sera cuando este mas grande y yo no lo pueda ni cargar…”
    Sí mismo: "Soy una tonta, algo debo estar haciendo mal porque no me funcionan estas tecnicas que me explican los profesionales”, y si lo hago mal se pondra peor y sera mi culpa, bla, bla, bla

    Esto hay que aprender a reconocerlo y cambiarlo por pensamientos del tipo:

    1) Esto es solo un episodio más.

    2) Aplicando esta técnica (cualquiera que le vaya al tipo de conducta) podemos estar todo el tiempo que haga falta, por mi no hay problemas y los demás que se jodan, pregúntame si me importa.

    3) En un futuro habremos olvidado hasta que pasaba

    http://diegomibebemagico.blogspot.com/2008/10/como-sobrevivir-un-dementor-o-mejor.html

    ResponderEliminar

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...