Hola a todos y todas, bienvenidas/os a mi historia...o mejor dicho,la historia de Natalia...

lunes, 26 de abril de 2010

PEQUEÑOS GESTOS...Y QUÉ GRANDES SON!

Natalia lleva bastante tiempo,que al entrar en la guardería,por las mañanas,corre a buscar un teletubbie (el rojo,que además és el que más le gusta a ella,se llama Po) y se pone contentísima a jugar con él. Ya conté hace un tiempo su fascinación por ellos,ver Natalia y los teletubbies y todavía le encantan, se mea de risa con ellos y los imita y disfruta un montón viendolos.
Bien, pues yo siempre he pensado que Po era un muñeco de la guardería,pero hace unos dias,Sara me dijo que no,que Po lo había traido la mamá de un nene de la clase,especialmente para Natalia,pues se había enterado que le gustaban mucho y había decidido dejarlo en clase para que ella pudiera jugar con él.
Yo no conocía a esta mamá,la verdad és que conozco a pocas de las mamis,pues és Santi el encargado de llevarla por las mañanas ,algunos dias se queda al comedor y otros la recogo a una hora que no suelo coincidir con muchas de ellas.
Le pedí a Sara que le diera las gracias de mi parte,pues era un detalle muy bonito con mi hija y se lo agradecía enormemente,pero el otro dia,en el festival de Sant Jordi,tuve el placer de coincidir con ella y poder agradecerselo personalmente y me sorprendió que ella no le dio mucha importacia,con mucha educación me dijo que no tenia porqué darle las gracias,que lo tenía en su casa y para tenerlo allí,pues se lo traia a Natalia,que sabía que le encantaban y que lo disfrutara ella en clase...con un amable sonrisa,mientras yo le agradecía el gesto,ella lo veia como un pequeño detalle y nada más...pero para mi fue más que eso y vuelvo a darle las gracias de nuevo,és una mujer muy educada y se le nota que llena de sensibilidad hacia los demás,me alegré un montón de haber coincidido con ella y de que nuestros peques vayan juntos a la guardería.
Hemos pasado mucho desde el diagnostico y se nos han cerrado muchas puertas en nuestro recorrido y sabemos que Natalia pasará todavía por momentos duros y dificiles,pero és una tranquilidad para nosotros que en su camino se crucen personas como esta mamá...esos pequeños detalles son grandes gestos de solidaridad y comprensión para nosotros y personas así,nos dan ánimo para seguir luchando.
Gracias.

10 comentarios:

  1. Qué precioso gesto Cris, tal vez la mamá hace eso siempre, por eso no le llame la atención.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, Cristina, de vez en cuando te encuentras gente muy maja por ahí. Bsos.

    ResponderEliminar
  3. Po!!! a Javi también le encanta los teletubies y Po es al único que sabe nombrar. Es el más mono y además rojo, el color de Natalia. La verdad es que la señora ha tenido un detallazo con tu hija.
    Todavía queda mucha gente buena por el mundo.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Es una bendición muy grande que en el mundo existan personas asi, que iluminan con detalles nuestros caminos.
    Aveces pasa que con un detalle que tal vez para alguien más no signifique demasiado, se hace la diferencia.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Graciela,dicen que la buena gente está acostumbrada a actuar bien que no se dan cuenta de sus acciones.Un besazo!

    Concha,pues sí,gracias que sigue existiendo gente maja, si no, el mundo sería muy duro y cruel.Besotes!

    Maria,si no te digo yo que Javi y Natalia tiene mucho en común...por cierto,esta mañana te he llamado un par de veces,pero no he conseguido hablar contigo,mañana vuelvo a intentarlo,esto de ponernos de acuerdo con los horarios...ja,ja,ja...un besote!

    Gracias,Lenore,és un placer que pases a visitarnos...me encantan tus comentarios!Besotes...

    ResponderEliminar
  6. Es cierto lo que dices, Cristina. Hay gente, normalmente anónima, que no espera recompensas, que por su forma de ser y su filosofía de la vida y del compromiso con los demás, no espera nada a cambio, puesto que no está supeditada a condiciones. Y son gestos como los de esa madre los que nos alegran el día, porque no van para nosotr@s, que también se aplauden; sino para nuestr@s hij@s que se sienten más intensos.
    Date cuenta que un simple muñeco con un valor monetario muy limitado y escaso puede hacernos tener un precioso día porque con él, nuestra princesa (permíteme) va a la guarderia seguramente motivada y esperando encontrar y jugar a su amigo Po. Y es que, Cristina no es el valor de compra de ese muñeco lo que nos hace bien, nos hace cosquillas el día sino lo que ese hecho, ese detalle de esa mujer en este caso vale: incalculable.
    La vida es dura pero bella, siempre lo he dicho y que bonita forma de caminarla cuando hay gente así, con empatía y esa forma de acompañarla. Abrazos para tod@s vosotr@s. Bueno también para esa mujer con su bello detalle.

    Manuel

    ResponderEliminar
  7. Cristina:
    Realmente un gesto muy bonito, estamos acostumbradas a lidiar con el rechazo que valoremos muchos gestos como estos.
    cariños,
    Rosio

    ResponderEliminar
  8. Hola Cristina
    Al leer esta entrada me he acordado de cuando nos llevamos un disgusto (yo también) por el comportamiento de las Instituciones Oficiales… de la burocracia. Recuerdo que me permití un consejo que decía algo así como que no te estrellaras contra ellas, que miraras a las personas. Veo que lo estás haciendo… pero no es porque te lo haya dicho yo, siempre lo has estado haciendo. De algún modo eres capaz “de verlas” y de atraer hacia ti a la gente buena, no hay más que mirar a tu alrededor.
    Un abrazo
    Angel

    ResponderEliminar
  9. Es un gran gesto, Cristina!
    Me alegro mucho, significa hay mucha más gente buena de lo que pensamos, no?
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Que lindo detalle lo de la señora ojala existan muchas personas asi sensibles a los gustos de los chicos, que con un detalle hace feliz a toda una familia, un beso

    ResponderEliminar

Tus palabras me animan a seguir...

RECUERDA SIEMPRE QUE...

RECUERDA SIEMPRE QUE...